FAMILIAS AFECTADAS POR DERRUMBE ACUERDAN REUBICACIÓN CON EL GOBIERNO DE CHIMALHUACÁN

Boletín/DCS/CHIM/250/23

Chimalhuacán, Estado de México, a 04 de agosto de 2023

El H. Ayuntamiento de Chimalhuacán informa que se convino con tres de las siete familias de la colonia Adolfo López Mateos, afectadas por un derrumbe del talud de la calle Quetzal registrado el pasado 27 de junio, su reubicación en predios del barrio San Pedro Parte Alta donde contarán con los servicios básicos, en tanto que las cuatro familias restantes han sido informadas y notificadas en varias ocasiones  por la Dirección de Protección Civil y Bomberos sobre los riesgos inminentes de permanecer en el lugar ante su negativa de ser reubicados y no aceptar todas las alternativas de solución planteadas por el Gobierno Municipal.

 

El H. Ayuntamiento de Chimalhuacán, desde el día del derrumbe a la fecha, ha prestado la atención que amerita el caso, en el cual también han coadyuvando instancias competentes del orden federal y estatal para determinar el riesgo que representa dicho talud.

 

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) determinó que el área del derrumbe sea considerada como “zona no habitable” debido a la alta propensión a la caída de fragmentos rocosos o de suelo, lo cual puede suceder durante la actual temporada de lluvias e, incluso, en la época de estiaje. Mientras que la Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo (CGPCyGIR) del Gobierno del Estado de México recomendó desalojar a los propietarios de las viviendas afectadas y su reubicación, la demolición de los bienes inmuebles dañados y que el talud sea considerado con riesgo latente de colapso de fragmentos rocosos en materia de protección civil.

 

El CENAPRED y la CGPCyGIR, tras un minucioso estudio del caso, determinaron que la causa del derrumbe fue el corte natural del terreno (forma parte de una mina de muy grandes dimensiones), lo que formó un talud dejando al descubierto materiales poco consolidados y dio paso a la formación de grietas y bloques de gran tamaño, que son susceptibles de caer por la fuerza de gravedad o, bien, por lluvias intensas y sismicidad.

 

Ambas instancias también observaron que en la zona del derrumbe: 1. Las viviendas son irregulares –consentidas por anteriores administraciones que lucraron con la necesidad de las familias– y presentan alta vulnerabilidad, pues su construcción carece de las estructuras adecuadas (castillos, trabes y losa), por lo que están expuestas a problemas de durabilidad de los materiales y a los efectos adversos producidos por agentes naturales; 2. La susceptibilidad por inestabilidad de laderas en esta zona ha cambiado a muy alta, a causa de los cortes y excavaciones efectuadas para la extracción de materiales; 3. La falta de drenaje ha originado que las familias viertan sus aguas residuales directamente a los taludes; y 4. Se identifica retiro de material por parte de los propietarios de los predios de calle Quetzal con motivo de extender sus traspatios.

 

En Sesión de Cabildo, se aprobó la reubicación de las siete familias afectadas en predios otorgados por el H. Ayuntamiento, en donde se les darán facilidades para contar en el menor tiempo posible con una vivienda que también construirá el Ayuntamiento y que sería liquidada por un monto menor por los vecinos a un plazo de un año seis meses.

 

Al momento, solo las tres familias que se encontraban en la cresta del talud aceptaron su reubicación en un predio del barrio San Pedro Parte Alta, cuya mudanza tuvo lugar el 8 de julio pasado con el apoyo de trabajadores de las direcciones de Protección Civil y Bomberos, Desarrollo Urbano, Obras Públicas, Tesorería, entre otras áreas, quienes ayudaron a los vecinos a acarrear sus cosas en camionetas del H. Ayuntamiento.

 

Conscientes del peligro que enfrentan las cuatro familias que permanecen en la proximidad del talud y con el objetivo de salvaguardar la integridad física de éstas, el Gobierno de Chimalhuacán mantiene el diálogo abierto y reitera públicamente la propuesta de reubicación, que ya fue aceptada por las tres primeras familias.

 

 

 

—000—

Dejar una respuesta