Gobierno local y autoridades escolares alistan sedes alternas de planteles afectados por sismo

El gobierno del Nuevo Chimalhuacán, que encabeza  la alcaldesa Rosalba Pineda Ramírez, acordó con padres de familia y profesores de la Escuela Secundaria Técnica Industrial y Comercial (ESTIC) 65 Jaime Torres Bodet, habilitar una sede alterna a fin de que más de mil alumnos reinicien actividades a la brevedad.   

“Desafortunadamente tenemos cuatro escuelas que resultaron muy afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre y tenemos que demolerlas, entre ellas la escuela Jaime Torres Bodet, por eso nos reunimos con padres de familia a fin de buscar alternativas para que los jóvenes continúen estudiando”, mencionó la edil.

La funcionaria explicó que hasta el momento 131 planteles presentan algún tipo de afectación. Los inmuebles con mayores daños son las primarias Francisco Sarabia, en el barrio Xochitenco; Acamapichtli, barrio San Pablo; Niños Héroes de Chapultepec, barrio Cesteros; secundaria Felipe Carrillo Puerto, en San Agustín Atlapulco y la Secundaria Técnica 65 Jaime Torres Bodet, ubicada en la colonia Santa María Nativitas.

“Lo más importante es la seguridad de nuestros estudiantes. Junto con padres de familia  y profesores buscamos  acondicionar  espacios  alternos en lo que se lleva a cabo la reconstrucción de aulas”, detalló la munícipe.

Tras una reunión entre autoridades del Ayuntamiento, maestros y la asociación de padres de familia, se firmó un acuerdo para habilitar el Deportivo Botafogo como sede alterna para que  los alumnos de la ESTIC 65 reanuden clases en las próximas semanas.   

“Además de estas acciones, estamos a la espera de cientos de dictámenes del Instituto Mexiquense de la Infraestructura Física Educativa (IMIFE) y Protección Civil Estatal, con el objetivo de que otras escuelas puedan reanudar clases a la brevedad”.

Finalmente, la alcaldesa explicó que las brigadas de evaluación, conformadas por las direcciones de Educación, Obras Públicas y Protección Civil  municipal, continuarán visitando los más de 400 inmuebles escolares y 140 mil hogares a fin de brindar apoyo a damnificados.