Gobierno local atento a investigaciones por intoxicación de dos estudiantes

El gobierno de Chimalhuacán, a través de la Dirección de Educación local, brindó apoyo a dos menores de edad de la primaria Hermanos Serdán, ubicada en el barrio Fundidores, quienes ingirieron de manera accidental raticida y se encuentran bajo supervisión médica.

Autoridades locales explicaron que el incidente se registró el pasado 7 de febrero al interior del recinto educativo. De forma inmediata, los menores fueron trasladados al Hospital General 90 camas para su atención integral.

Por su parte, el director del Hospital General, Hermann Gorg Lechuga, indicó que los infantes Fernando N. y Leticia N., ambos de 7 años, se reportan estables y estarán bajo supervisión médica en el área de pediatría durante 72 horas.

“Es probable que los menores sean dados de alta a la brevedad, ya que no presentan alteraciones en su estado de salud. Médicos y enfermeras se encuentran monitoreando a los infantes”.

Por estos incidentes, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJ) inició una averiguación previa a fin de deslindar responsabilidades.

La segunda regidora de Chimalhuacán y comisionada en materia educativa, María de los Ángeles Escalona Suárez, detalló que, por el momento, las clases en el grupo Segundo A permanecen suspendidas a fin de supervisar que no existan más residuos del veneno que fue colocado para inhibir la presencia de roedores en la escuela.

“El director de este plantel, Tomás Morales, mantiene estrecha comunicación con padres de familia y autoridades de la Subdirección Regional de Educación Básica Texcoco, quienes tienen conocimiento del caso”.

El gobierno municipal se mantendrá al pendiente del peritaje del Ministerio Público estatal a fin de garantizar entornos seguros para los alumnos chimalhuacanos.